Para mantener tu equipo protegido constantemente, Kaspersky Antivirus  te ofrece la posibilidad de actualizar periódicamente su base de datos. De esta manera, el ordenador prevalecerá inmune frente a la enorme cantidad de amenazas que surgen día a día.

A continuación, citaremos una serie de pasos para que puedas llevar a cabo el proceso de actualización, sin contratiempo alguno.

El primer paso consistirá en averiguar cuál es la versión de la base de firmas que posees en la aplicación. Para verificarlo, dirígete al menú “My Update Center” (1) ubicado en el panel principal de Kaspersky Antivirus. En esa misma sección podrás observar si la base permanece activa u obsoleta, como se muestra en el ejemplo (2).

01a

Por otro lado, tendrás la posibilidad de establecer los parámetros generales del proceso de actualización, haciendo clic sobre el vínculo ubicado en el ítem “Run Mode” (3). Automáticamente se abrirá una ventana, en donde no sólo podrás definir la frecuencia con que se llevará cabo la actualización, sino también programarla para una fecha y horario específicos.

02

Una vez realizados los ajustes de configuración, solo resta comenzar el proceso haciendo clic en “Star Update”, botón que automáticamente cambiará su estado a “Stop Update” (1), seguido del porcentaje de progreso.

03a

Una vez que el proceso haya llegado a su fin, el menú “My Update Center” (1) se tornará de color gris, indicando que no hay actualizaciones pendientes y que la base de firmas se encuentra en su versión más reciente.

04a